Capítulo 4- Serie: El fallo de lo normal

Empieza el juego

En un principio les dije que esta experiencia, si se puede llamar así; me cambió para siempre. Si bien supe todo lo que tanto quise saber; mi primer contacto con esta “realidad” me dejó frío. Nada más salir de aquel edificio, contemplé con mis ojos lo impensable; acababan de desintegrar a una persona.

Recuerdo que en ese momento, mi mente no supo asimilar lo que acababa de ver. Un hombre vestido con una chaqueta negra, sacó de su bolsillo una especie de control de televisión, al apuntarlo y pulsar en el; la persona se empezó a quedar estática, para terminar siendo rota en pedazos, como una vasija de cerámica

La gente que pasaba no se inmutaba lo más mínimo, sólo vinieron una especie de basureros y, en una pala de metal pusieron los restos de la víctima. Hasta ese momento no supe que había pasado, hasta que unos jóvenes se acercaron al lugar, y empezaron a hablar:

-¿ Qué ha pasado, se ha colado algún “programado”?-. Dijo en tono despectivo.

-Al parecer si, estas mierdas no hacen más que molestarnos. Ni siquiera tienen idea de como “desprogramarse”-.

-Bien dicho Bill, menos mal que no este uno por aquí; que sino…-.

Puedo recordar que en ese momento, estuve apunto de abalanzarme sobre esos chicos. ¿Por que se reían de nosotros, diciéndonos programados? Pero hubo algo en sus palabras, que me hizo olvidar lo que acababa de escuchar.

Por lo visto existía la posibilidad de “deprogramarse”, de convertirse en real. Como todas las personas que habitaban donde me encontraba en aquel momento. Sin embargo, mi travesía no había hecho nada más que empezar.

Después de este incidente, recorrí las calles de esta especie de “metrópolis” en la que me hallaba. Cada paso, era una cosa que nueva que iba descubriendo. Si me pusiera a recordar todo lo que me llamó la atención, sería algo interminable; pero hay cosas de las que me quedé marcado de por vida.

Para empezar con “el juego de las diferencias”, no sólo había seres humanos que paseaban por las calles; sino también existían extraños seres humanoides, que bajo mi juicio; resultaban ser una hibridación del ser humano convencional con alguna especie animal.

En las calles había grandes letreros electrónicos, en los que se emitían las noticias del mundo actual y del programado. Restaurantes con comida desconocida por mí, como un platillo llamado “caldo de pez gota” y posiblemente lo más llamativo; las pancartas en las que fomentaban el exterminio de cualquier “programado”, que se encuentra en la realidad.

La sensación que sentía era de miedo, pero al mismo tiempo de curiosidad. ¡Por fin había resuelto muchas de mis dudas! ; pero la información que encontraba en la calle me hacía dudar de la información que se maneja de manera convencional en “nuestra realidad”.

Sin embargo, mis problemas iban a empezar prontamente. Mientras seguía caminando, un ser de aspecto indescriptible se acercó a mí. Me hizo una señal para que me parase, yo hice caso; pero posiblemente cometí un gran error.

El ser empezó a olerme, y tras un minuto; empezó a gritar algo en medio de la calle. Por un momento no entendí lo que estaba diciendo, pero para mi sorpresa pasó algo muy extraño. Lo que emitía el ser, era una especie de chillido; pero al poco tiempo, en mi cabeza se reprodujo una voz que decía “programado, programado” No podía ser otra cosa, este ser me iba a dar caza, cosa que se les hacía a los que venían de nuestra realidad.

Sólo puedo recordar, que empecé a correr calle abajo; tratando de despistar al extraño ser. Pero ya no sólo era este, sino varios hombres vestidos de negro, que aparecían en las esquinas para poder detenerme.

Pero algo muy confuso pasó, un motociclista me cortó el paso. Pensé que me iba a matar, pero para mi asombro; me hizo un ademán para que subiese en su moto. En ese momento, logré salvarme; pero la suerte no me iba a acompañar más en este periplo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s